Octava edición
29 de septiembre al 15 de noviembre de 2015

El VII Premio Luis Caballero ya tiene un ganador

El pasado miércoles 30 de octubre de 2013, se reunió el jurado conformado por Mario Opazo, Carlos Uribe y Jose Luis Blondet con el fin de evaluar las 8 propuestas nominadas al VII Premio Luis Caballero. Luego de una deliberación de varias horas, el jurado el jurado decidió otorgar el premio y, por primer vez en la historia del premio, una mención honorífica.

 

Se selecciona como ganadora a la obra de José Alejandro Restrepo, Ejercicios espirituales. Según consignó el jurado en el acta de recomendación, Restrepo utiliza la estructura de los Ejercicios espirituales de san Ignacio de Loyola para indagar en lenguajes híbridos, a medio camino entre el teatro y el performance. El artista utiliza la estructura de los Ejercicios en diálogo con las metodologías propias de la actuación para revisar documentos de la historia reciente. La obra refleja un espíritu de experimentación colectiva a la que se adhieren relaciones limítrofes entre lo performativo, lo teatral, lo instalativo y otras disciplinas. A su vez, el jurado reconoce en su obra la potencia y aspiración conceptual amplia y universal. Su obra se constituye en una reescritura de su archivo de obra en relación con lo colectivo. Es la constatación de la madurez de un artista que ha insistido en investigar en torno al estado de lo político, de la religión y las creencias con el trasfondo del conflicto colombiano, otorgándole un lugar y una responsabilidad al poder de la imagen.

 

Así mismo, el jurado quiso otorgar una mención especial a la obra Dromos de Manuel Quintero, por su plasticidad y poder de dislocación del cuerpo en el espacio y en el tiempo. Su poder metafórico hace del lugar un aparato de transferencia de fuerzas, entre el paisaje natural y urbano. La obra Dromos crea un universo de extrañezas que pone en tensión nociones de movimiento y contingencia.